Collages y sucedáneos

El 1 de enero de 2015 realicé mi primer collage. Y luego, cada día, un collage diario. Durante años. Comencé a recortar casi como un juego y enseguida descubrí que podía sustituir los pinceles y los lápices por montañas de revistas antiguas y unas tijeras. Cuando agarrar un lápiz se convirtió en una tarea agotadora y por momentos imposible pude continuar contando mis historias mediante esta técnica.