Metrópolis, El Grial

Por: David Crespo

En el mercado cinematográfico de hoy, no resulta complicado encontrar nuestras películas favoritas en fantásticas ediciones especiales con metraje extra, documentales, entrevistas, merchandising y demás glorias que hacen de nuestras estanterías auténticos museos contemporáneos del cine.

Encontrar lo nuevo, raro o exclusivo se convierte en un trabajo agotador y caro para los cinéfilos, pero los auténticos Indiana Jones del cine son los historiadores, restauradores y archivistas del celuloide, y de vez en cuando nos regalan hallazgos impresionantes e importantísimos para preservar la historia del cine.

Uno de estos escasos hallazgos no ocurrió hace mucho, y además, sobre una obra maestra expresionista del cine futurista de los años 20. Metropolis, realizada por Fritz Lang.

Como muchas películas de ese tiempo, Metropolis había sido objeto de la censura nazi y recortada en Estados Unidos por su contenido erótico. Por lo que ya se daba por perdida la esperanza de encontrar la versión tal y como la terminó Lang.

Corría el año 2008, dos aficionados al cine, el coleccionista e historiador, Fernando Martin Peña, y la directora del Museo del Cine P.D. Hickene, Paula Félix-Didier, descubren en este museo de Buenos Aires, una copia en 16 milimetros con 25 minutos extra del metraje perdido de Metropolis, pero en muy mal estado.

Al parecer, el distribuidor de cine Adolfo Z. Wilson, de Buenos Aires, adquirió en 1928 una versión larga de ‘Metrópolis’ que terminó en el archivo del Museo del Cine Pablo C. Ducrss Hicken de la capital argentina.

Fernando y Paula llevaron una copia en DVD a Alemania para analizarla, y allí el director de la fundación Friedrich Wilhelm Murnau Stiftung, Helmut Possmann, que posee los derechos de la película, quedó estupefacto por el hallazgo, ya que hacia mucho tiempo que perdió la esperanza de recuperar los fragmentos perdidos.

Ochenta años después, se descubre que esas latas contienen material sobre personajes secundarios que arrojan luz sobre algunos aspectos del argumento y se puso entonces en marcha una nueva restauración de esos 25 minutos extra para añadir a la versión que conocíamos como definitiva en 2001.

La versión completa y restaurada de Metropolis se estrenó en el Festival de Berlín en 2010 y después circuló por varios festivales y salas del mundo con gran éxito.

Hoy todos la podemos disfrutar desde nuestros sillones en formato bluray de una edición impecable de Metropolis, y es justo en mi sillón y después de terminar de verla donde me pregunté; ¿cuanto cine hemos perdido? Películas censuradas, no estrenadas o desintegradas en húmedos almacenes.

¿Realmente creemos que tenemos acceso a todo, que lo vemos todo y que no hay nada más allá de la gran nube digital? Hallazgos de este tipo ponen en evidencia la falta en el cuidado del legado fílmico que escribió la cultura de un tiempo sobre película química.

Metrópolis, rodada en 1927 y ambientada en 2027 ya está protegida siendo uno de los pocos filmes considerados Memoria del Mundo por la Unesco.

Autores

Participa en Maraña compartiendo este contenido:
Ir arriba