Manuel Camino: Xebius y el arte de los sueños

Manuel Camino «Xebius» en Instagram: @xebius_art
Entrevista: Rafa Mérida

En medio de una prodigiosa carrera profesional y artística, Manuel Camino hace una pausa para presentarnos su primera exposición, una colección que ha ido modelando en sus diferentes etapas como director creativo en países como EE.UU, Inglaterra, Suecia, Holanda, Japón, Vietnam, Tailandia o Singapur.

Bajo el nombre artístico «Xebius», Manuel ha dado rienda suelta a su universo interior durante más de dos décadas. Licenciado en Comunicación Audiovisual, criado en Málaga, muy pronto comenzó a despuntar como ilustrador, publicista, desarrollando una larga trayectoria como director artístico en importantes agencias a nivel mundial. 

Manuel, en primer lugar, felicitarte por esta primera exposición, que ha sido un éxito total, y que se va a prolongar en otros espacios de Málaga, como el Polo Digital. ¿Qué te ha parecido la acogida que has tenido en la ciudad donde creciste? Ya no se puede decir que nadie es profeta en su tierra…

Pues la verdad es que muy sorprendido con la acogida, así como con la cantidad personas que se han comunicado conmigo para expresarme la emoción que han sentido con las obras. Ver visitantes emocionados e impactados de un modo positivo por mi trabajo, como artista, es lo mejor que te puede pasar.

Después de todos estos años trabajando en diferentes países y continentes, ¿sigues teniendo esa especial admiración por la cultura oriental, especialmente la japonesa? ¿Cómo te ha influido?

Pues lo cierto es que mi atracción por Asia y su cultura me viene desde muy niño y perdura hasta día de hoy. Aunque seguro que me ha influido mucho en cuanto a los motivos de algunos de mis trabajos, mi intención no ha sido la de tratar de emular estas culturas, sino la de expresar mi visión acerca de las mismas. Es una mirada muy personal de algo que admiro y con lo que llevo soñando desde que tengo uso de razón. 

En tu trabajo como director creativo, has dirigido campañas de publicidad para marcas internacionales con un estilo muy reconocible en todas ellas. ¿siempre hay algo de «Xebius» en cada pieza, en cada spot o en cada ilustración?

«Xebius» es mi alter ego artista, así como un proyecto propio, de modo que es muy probable que mi estilo a la hora de expresarme, sea algo de tipo personal o para una campaña, tenga elementos comunes, pues ambos son fruto de mi creatividad. Yo diría que siempre hay algo de Manuel Camino en cada pieza, personal o comercial y que la gran diferencia es que en «Xebius» voy a hacer lo que me da la gana mientras que lo comercial tiene como objetivo el ayudar a un cliente a vender un producto o servicio.  Con todo, en mi trabajo comercial trato de no condicionar el resultado a mi estilo personal, sino encontrar el mejor estilo de acuerdo con el briefing y los objetivos del proyecto.

Te imaginamos despertándote en la noche y corriendo a bocetar algo que acababas de visualizar en tus sueños…

¡Sí! es una escena muy común, especialmente durante mis desayunos. El olor a tostadas y café mientras voy tomando notas y haciendo dibujos explicativos. Es el mejor momento del día para mí con diferencia.

En el universo de «Xebius», las formas orgánicas, los insectos, peces y  plantas siempre han estado presentes. Tu descubrimiento del Ikebana te inspiró en una serie de obras de arte floral, pero ese estilo de «dejar que fluya», nos decías que es una forma de vida en sí misma.

Totalmente, así como una lección fundamental para mí y muchos otros que llevamos toda la vida queriendo tenerlo todo controlado, en lugar de fluir, de ir con la vida, en lugar de a pesar de ella. La naturaleza es y ha sido siempre una inspiración muy importante en ese sentido. En un bosque no hay el orden de un jardín y sin embargo todo fluye. Como decía Bruce Lee con la famosa frase «Be water, my friend», si actuamos en la vida como el agua tendremos un mayor impacto porque pasaremos a través de las adversidades como un río que fluye a pesar de las rocas.  Fluir creativamente es muy importante también.

SILICON 02

Una de tus pasiones son los videojuegos, de hecho siempre has sabido ver la dimensión narrativa, artística, y la importancia de esta industria. Aunque cuando estudiábamos en la UMA algunos profesores no opinaban lo mismo, conseguiste ganar un proyecto como Lead Designer para la «XBOX 360», lo cual fue un punto de inflexión en tu carrera… ¿Has trabajado en el desarrollo gráfico de algún videojuego? ¿Qué videojuegos son los que más te gustan?

Eso me encantaría, es uno de esos sueños aún por cumplir. Ojalá que tenga una oportunidad algún día. De hecho estoy muy interesado en el concept art para videojuegos y planteándome intentarlo. Por otro lado he trabajado en la promoción de muchos juegos, especialmente para consolas.

Los juegos que más me gustan suelen ser aquellos que tienen un elemento emocional, sea por la historia o la mecánica. Soy un gran fan de los trabajos del Team Ico, así como That Game Company, Giant Squid y muchos otros estudios independientes.

Ico y Journey son sin duda mis juegos favoritos.

En el plano personal, después de estos dos últimos años tan difíciles, ¿tienes ganas de embarcarte de nuevo en una aventura fuera de nuestras fronteras? ¿Cómo ves el futuro más próximo?

Pues reconozco que cada vez me da más pereza, después de tantos años, seguir viajando. Me encantaría estar algo más estable y a ser posible en Málaga. 

Viajar es algo increíble y siempre ha sido una de mis pasiones, así como es una gran suerte poder hacerlo. Y por supuesto que si los proyectos que merecen la pena están fuera, siempre estoy dispuesto para la siguiente aventura. Por otro lado me encantaría que estuviese más aceptado el poder trabajar desde la periferia, sin tener que sacrificar el perfil de proyecto o la proximidad con los tuyos.

CHILDHOOD

Para terminar, queríamos darte la enhorabuena por tu trayectoria, desearte mucha suerte en tus próximos proyectos y darte las gracias por atendernos. ¡«Mondainai», amigo Manuel!

Muchísimas gracias por el interés, tanto en mí, como en mi trabajo. Todavía me queda muchísimo por aprender y muchas cosas por hacer, como artista o a nivel comercial.

¡Ha sido un placer! ¡Kyotsukete Kudasai! o ¡Cuídense! en Japonés, 🙂

Autores

,
Participa en Maraña compartiendo este contenido:
Ir arriba