Maravilla Blanca

Fotografía: Autor desconocido
Texto: Maraña Magazine

A escasos metros de donde estuvo destinada a nacer nuestra Revista Maraña, este verano hemos recibido la sorpresa del descubrimiento de un tesoro natural: la cueva denominada Maravilla Blanca.

Ubicada en los terrenos de la cantera de la cementera de Málaga, la Maravilla Blanca ha saltado a los medios de comunicación envuelta en un velo de polémica, pues la empresa propietaria de los terrenos ha prohibido el acceso a la misma y ha iniciado la búsqueda de los fotógrafos que han dado a conocer la cueva. En este momento, dichos fotógrafos nos han pedido conservar el anonimato, pero nos han obsequiado con un reportaje en alta resolución, el cual queremos compartir con vosotros con la esperanza de que esta joya no sea demolida para mayor gloria de la industria del ladrillazo.

A tenor de las fotografías publicadas, los expertos apuntan a que se trata de una «cueva viva», es decir, que se encuentra en plena construcción de espeleotemas. Pero quizá el hecho más apreciado es la enorme belleza de esta caverna, observando sus formas imposibles, sus espeleotemas únicos en la provincia, estalactitas y estalagmitas de varios metros de alto… todo un espectáculo de colores y tonalidades. Todavía persiste la incógnita sobre sus dimensiones o el número de salas que la componen, desconocemos si alberga algún tesoro en su interior, pero sin duda la cueva en sí ya es un baluarte a proteger.

Tras las primeras imágenes, muchos malagueños nos hemos volcado en solicitar que las instituciones protejan esta gruta, y para ello se han hecho peticiones en Change.org y en redes sociales. Algún medio de comunicación muy masivo de nuestra provincia ha tardado semanas en hacerse eco de la noticia, toda vez que las fotos han estado circulando por todo internet, en otros diarios, y los malagueños ya disponíamos de la información… ellos aún ni habían dado una sola noticia sobre el asunto, no sea que fuesen a molestar a alguien.

Puestos en contacto con la Asociación de Yacimientos Arqueológicos de La Araña, una asociación que ya ha estudiado numerosas cuevas y yacimientos «vecinos» a esta cueva, nos cuentan que ni ellos ni ningún espeleólogo de su grupo ha podido visitar la cueva, y por tanto, no ha podido determinarse si ésta estuvo habitada en algún momento en la antigüedad. En la zona, denominada Complejo del Humo, existen alrededor de 30 cuevas, en algunas de las cuales se han encontrado restos de lámparas de grasa fechadas en el Neolítico.

Para poder determinar si hay restos arqueológicos, se necesita el permiso para excavar y realizar una investigación en la cueva, en paredes, suelos y techos. Si la propietaria de los terrenos no ha autorizado la obtención de fotografías, imaginen cómo de lejos estamos de permitir la entrada de científicos, ya que en el caso de descubrirse yacimientos humanos, las autoridades prohibirían cualquier actividad que pudiese dañar la cueva.  La Sociedad de Excursionistas de Málaga, un colectivo con larga trayectoria y voz autorizada de la provincia, se ha ofrecido a hacer la planimetría completa de las cuevas de manera totalmente gratuita. Pero la respuesta de la cementera ha sido tapar la entrada a la cueva, sin ofrecer más información sobre el tema. 

Se desconoce si las delegaciones de Cultura y Medio Ambiente de la Junta han podido ya acceder a la misma… se desconoce si a fecha de hoy han podido convertir la cueva en sacos de cemento… la Cueva Maravilla Blanca hoy por hoy es un misterio absoluto. Solo os invitamos a disfrutar de estas fotografías, admirar su belleza y apoyar que se proteja como el santuario natural que es, y soñar que algún día podremos recorrer sus galerías, explorar sus rincones más escondidos y descubrir sus secretos.

Change.org: Salvar la Cueva Maravilla Blanca

Autores

Participa en Maraña compartiendo este contenido:
Ir arriba