Fronteras

Fotografía: Marcos Moreno
Entrevista: Rafa Cabrera

Marcos Moreno, fotoperiodista de La Linea de la Concepción (Cádiz), fotógrafo comprometido con una realidad de nuestro tiempo y que por su lugar de residencia la vive muy de cerca; la migración.

Marcos la primera pregunta que se me viene a la cabeza es referente a tu profesión, me gustaría saber si hay un momento o motivo en tu vida por lo que decides ser fotógrafo de prensa.

Sí, hay un motivo por el cual decidí dejar mi vida anterior como informático. A mis 30 años me di cuenta que no era feliz con lo que hacía, y después de darle muchas vueltas y comentarlo con mi mujer Yolanda, decidí que no quería vivir amargado 10 horas al día de mi vida. Siempre me había preocupado por las personas de la calle, por las injusticias en general, y eso fue lo que me llevó a la fotografía y al periodismo. Nunca antes había hecho fotografías pero si recuerdo vagamente cuando mi tío Alfredo revelaba fotos en blanco y negro cuando yo era muy pequeño y esa luz roja, ese olor y esa magia de ver salir una imagen de un papel blanco, creo que me marcó.

Hoy en día sigo en este oficio porque siento que somos necesarios, todos los que nos dedicamos a denunciar con nuestras cámaras tenemos que seguir haciéndolo, es así y se cometen abusos de todo tipo, no quiero ni pensar que ocurriría si no estuviéramos presentes.

Cuales fueron referentes para ti en tus comienzos, y ahora quién es para ti un fotógrafo sugerente.

Ufff, cuando empecé en esto, no tenía referencia alguna, ya que empecé de un día para otro y sin tener ni idea de cómo funcionaba una cámara, de hecho, dispara en programa, en automático. Lo que sí ocurría es que mis encuadres llamaban la atención y fue cuando realmente me di cuenta que había nacido para esto. En el Campo de Gibraltar había grandes fotógrafos de prensa cuando empecé como José Luis Roca, Fernando García, Tony Meres, Paco Carrasco, Andrés Carrasco, entre otros, poco a poco mirando sus fotos, aprendiendo técnica fotográfica cómo autodidacta, haciendo cursos en UFCA y comprando libros de fotografía que actualmente tengo unos 1200 libros, fui educando y refinando mi mirada, es importante la educación visual, aunque es cierto que la materia prima la tiene que tener la persona, no todo el mundo que le gusta la pintura sabe pintar, ni todo el mundo que le gusta conducir es piloto de Fórmula 1.

Actualmente admiro a multitud de compañeros, hay muchos y muy buenos, James Natchwey, Robert Capa, Eugene Smith, Jean-Marc Bouju, Ivor Prickett, Cristina García Rodero, Walter Astrada, Manu Brabo, Emilio Morenatti, Maysun Abu-Khdeir, Olmo Calvo, Santi Palacios, Goran Tomasevic, José Colón, Sergi Cámara, Anna Surinyach, Gervasio Sánchez, Patrick Brown, Ronaldo Schemidt, Brent Stirton, Manuel Pérez Barriopedro, Danish Siddiqui, Daniel Casares Román, Yannis Behrakis, Samuel Aranda, Josep Vecino, Cristobal Manuel, Marcelo del Pozo, Tomás Munita, Javier Arcenillas, Finbarr O’Reilly, Akintunde Akinleye, Spencer Platt, entre muchos otros que desde aquí pido disculpas por no nombrarlos, pero siempre olvido a algunos.

Crees que tus fotos están vinculadas de alguna manera al sufrimiento humano.

Bueno, entré en este oficio para denunciar, pero como podéis ver en mi web marcosmoreno.com, podéis encontrar de todo, tradiciones, fronteras, festejos, viajes, retratos, aunque realmente dónde me siento mejor haciendo mi trabajo es cuando denuncio y muestro al mundo lo que está ocurriendo en un determinado lugar y momento.

Algunas de tus fotos se han publicado en medios tan prestigiosos como el New York Times, que debe tener una foto para que despierte el interés de los grandes medios.

Una foto debe de hablar por sí sola, que sea capaz de despertar el interés del lector y que cuente en un fotograma lo que está ocurriendo en ese lugar. Es algo muy complicado de conseguir, pero sucede. También es verdad que para que esto ocurra las grandes agencias te han debido de comprar el reportaje para distribuirlo internacionalmente, de otra forma, es casi imposible llegar a los grandes medios, ni siquiera te abren los correos que les envías.

Parece que en estos tiempos el teléfono móvil se esta adueñando de una gran par- cela en el terreno de la comunicación, puede esto suponer una gran competencia para el reportero, como ves el futuro bajo esta premisa.

Competencia no es, el problema son los medios que sólo recortan en fotografías y obligan, o a veces es cosa del redactor, a hacer fotografías, obviamente de inferior calidad que la que puede hacer un profesional. Un teléfono móvil es una herramienta en manos de alguien que sepa utilizarlo.

Para terminar, cuéntanos tus futuros proyectos. Hay algún lugar del planeta en el quisieras estar ahora para ser testigo.

Futuros proyectos los fotoperiodistas no solemos tener, estamos pendientes de lo que pasa en el mundo y cuando podemos, vamos, bien por encargo, que no suele ser lo más habitual, o bien por nuestra cuenta y luego intentamos vender nuestro material. Es un oficio de vocación, de otra forma, no lo haríamos, no es para nada rentable y los medios cada vez pagan peor y tiran de personal local o de agencias. Me gustaría estar en Afganistán, en Haití, o en cualquier parte del mundo dónde haya algo que mostrar.

Autores

,
Participa en Maraña compartiendo este contenido:
Ir arriba